Skip to Content

Estas son algunas recomendaciones para convencer a tu hijo de dejar la pantalla y hacer ejercicio

Alexandra Ferguson

(CNN) — “3, 2, 1, listos o no, ¡allá voy!”

Los niños corren por el parque, tomando el sol mientras buscan su próximo escondite en la última ronda de las escondidas. Cuando ese tiempo de juego es posible, probablemente sea la mejor parte de su día.

Todo eso cuenta como ejercicio para los niños. Y aunque para algunos niños es algo natural, muchos otros prefieren pasar horas viendo videos en YouTube o viendo el programa de televisión del momento.

Niños que pasan más tiempo frente a la pantalla tienen más probabilidades comer compulsivamente, según un estudio

Según un estudio publicado en la revista Obesity, los niños se ejercitan tan solo dos horas a la semana.

Es importante que los padres enseñen a los niños los beneficios del ejercicio desde una edad temprana, dijo el Dr. Nick Edwards, pediatra de medicina deportiva y profesor asociado de la Universidad de Minnesota en Minneapolis.

“Nunca es demasiado pronto para enseñar el concepto de que necesitamos mover nuestro cuerpo con regularidad para mantenernos sanos, al igual que enseñamos a los niños a una edad temprana el tipo de alimentos que debemos comer para estar sanos”, dijo.

Los investigadores han observado un descenso en la cantidad de actividad física que los niños de tan solo 6 años realizan al día, según un estudio de 2019 publicado en Pediatrics. Al mismo tiempo, los niños de 8 a 12 años tienen casi cinco horas de pantalla al día, mientras que los de 13 a 18 años pasan más de siete horas pegados a sus pantallas, según un informe de 2019 de Common Sense Media.

Antes de enseñar a los niños los beneficios del ejercicio, Edwards dijo que los padres deben modelar ese concepto para dar el ejemplo.

Cuando los padres hacen ejercicio, pueden invitar a sus hijos a ejercitarse con ellos.

Y los niños no necesitan hacer varias horas de ejercicio diario. Deben realizar al menos una hora de actividad física al día, dijo. Aunque debe fomentarse cualquier forma de movimiento, las actividades que hacen que los niños respiren más rápido y suden son mejores, explicó Edwards.

A medida que los niños crecen, también es importante incluir ejercicios que desarrollen el equilibrio y la coordinación, señaló. Eso puede incluir montar en bicicleta, saltar a la cuerda o hacer hula-hula.

La actividad física puede dividirse en dos categorías: ejercicios aeróbicos y entrenamiento de fuerza, dijo la colaboradora de CNN Stephanie Mansour, presentadora de “Step It Up With Steph” en PBS.

Las actividades aeróbicas elevan el ritmo cardíaco, lo que ayuda a mantener la salud cardiovascular, mientras que el entrenamiento de fuerza ayuda a desarrollar los músculos, dijo.

“Esto no significa que debas enviar a tus hijos a correr o a levantar pesas”, dijo Mansour. Entre las formas saludables de actividad se encuentran el frisbee, las barras de gimnasia o los saltos en un trampolín, dijo.

¿Cuánto tiempo de ejercicio, sueño y tiempo en pantalla deben tener los niños menores de 5 años?

Ir más allá de los deportes de equipo

Para los niños que no participan en deportes de equipo, Mansour recomienda que exploren otras actividades como la natación o el senderismo con un adulto.

Los padres también pueden ofrecer a los niños una variedad de opciones de ejercicio para que el niño pueda probarlas y seleccionar su favorita, dijo.

“Permitir que tu hijo encuentre qué deportes o actividades físicas le interesan desde el principio puede darles algo que les haga ilusión mientras mantienen una buena salud y una buena forma física durante el año escolar”, dijo Mansour.

Edwards recordó que de niño le presentaron actividades como el tenis y el esquí, que en su momento le parecieron “una tontería”, pero a medida que creció, se dio cuenta de que eran una forma divertida de hacer ejercicio.

Estos juegos fitness de Nintendo Switch te harán disfrutar mientras haces ejercicio

Él recomienda a los padres que perseveren en hacer que sus hijos prueben nuevas actividades, sobre todo si no les interesan al principio.

“Aunque no lo reconozcan en ese momento, puede beneficiarles años más tarde, cuando busquen actividades que puedan hacer de adultos”, dijo Edwards.

Cuando los niños no están motivados para hacer ejercicio

Una forma de animar a los niños a hacer ejercicio es establecer un límite de tiempo para ver la televisión cada día, dijo Mansour. Además, pídele a tus hijos que salgan a jugar al aire libre antes de la cena, aunque solo sea durante 30 minutos, añadió.

“Establecer este tiempo de juego al aire libre antes de la cena da a los niños algo que esperar en su rutina diaria”, dijo.

Los adultos también pueden incorporar actividad a lo largo del día, haciendo cosas como subir las escaleras con sus hijos en lugar de usar el ascensor o caminar en lugar de ir en coche a algunos lugares, dijo Edwards.

Este es el tipo y la cantidad de ejercicio que necesitas, según aconseja la OMS

“El mejor ejercicio para las personas es el que quieren hacer, y si se puede establecer como parte de la rutina normal de una persona y no como algo ‘extra’ o ‘prescindible’, es más probable que tenga éxito”, dijo.

Los niños mayores y los adolescentes suelen buscar superarse a sí mismos en lo que respecta a la actividad física, dijo Mansour. Los padres deben animar a sus hijos a convertir el ejercicio en una competición contra ellos mismos para que sigan motivados.

Los padres también deberían enseñar a sus hijos que hacer ejercicio tiene beneficios para la salud y la forma física a largo plazo, dijo Mansour, y que cualquier forma de movimiento puede establecer hábitos saludables para el futuro.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

CNN Newsource

Comments

Leave a Reply

Skip to content