Skip to Content
Noticias - CNN

Las etiquetas personalizadas de Coca-Cola tienen una falla: “White Lives Matter” está bien, pero “Black Lives Matter” no

Alejandra Ramos Barreda

Nueva York (CNN Business)– Coca-Cola pensó que las botellas personalizadas podrían brindar algo de diversión veraniega a sus fanáticos. En cambio, conoció al Internet.

La herramienta de la empresa le permite a los clientes escribir mensajes cortos personalizados en las botellas de Coca-Cola. Y aunque Coca-Cola trató de bloquear algunos insultos y marcas comerciales, los usuarios de las redes sociales se dieron cuenta rápidamente de que las restricciones de la compañía no eran exhaustivas y, en algunos casos, bloquearon términos inofensivos.

Por ejemplo, «Black Lives Matter» está bloqueado, pero «White Lives Matter» no. Coca-Cola incluyó una etiqueta especial de arcoíris para el mes del orgullo, pero no se puede escribir «Orgullo Gay» en la botella. Sin embargo, puedes escribir «Odio a los gays». «Hitler» y «Nazi» están prohibidos, pero los usuarios pueden personalizar las botellas con las frases «Soy Hitler» o «Soy un nazi».

Cuando el sistema de la empresa bloquea una palabra o frase, aparece un mensaje que dice: «¡Vaya! Parece que el nombre que solicitaste no está aprobado. Es posible que los nombres no se aprueben si son potencialmente ofensivos para otras personas, son marcas comerciales o nombres de celebridades. Hemos trabajado duro para obtener esta lista correctamente, pero a veces nos equivocamos. Si crees que se trata de un error, comunícate con nuestro equipo de atención al cliente. De lo contrario, inténtalo de nuevo, ¡mantenlo divertido y con el espíritu de compartir!“

Servicio postal de España finalizó su campaña de sellos inspirados en el color de la piel: los sellos más claros eran los más caros

No está claro si alguien realmente compró botellas con esas etiquetas personalizadas y es poco probable que se produjeran, pero los usuarios de Twitter se dieron cuenta de las aparentes brechas en las restricciones y tuitearon al respecto.

«Estamos refinando y mejorando continuamente nuestra herramienta de personalización Share A Coke para asegurarnos de que se use solo para el propósito previsto», dijo un portavoz de Coca-Cola a CNN Business. «Las palabras o frases que han aparecido en el modo de vista previa de la herramienta pueden no estar necesariamente aprobadas, sino que son palabras que no hemos evaluado previamente», agregó el vocero. «Las botellas reales no están hechas con palabras que sean inconsistentes con la intención del programa. Hemos aclarado en el modo de vista previa de la herramienta que el lenguaje propuesto puede requerir una revisión adicional».

Aunque empresas como Coca-Cola probablemente deberían ser más cautelosas a la hora de lanzar este tipo de campañas, Internet también es conocido por arruinar el alcance corporativo afable. Por ejemplo, en 2013, JPMorgan lanzó la campaña bajo el hashtag #AskJPM, para que los usuarios le hicieran cualquier pregunta a la compañía. Todo salió tan bien como era de esperarse, con personas pidiendo que les devolvieran sus casas embargadas y maldiciendo al CEO, Jamie Dimon. JPMorgan cerró la sesión de preguntas y respuestas, admitiendo que era una «mala idea».

En 2016, Microsoft lanzó un chatbot de inteligencia artificial que aprendió a hablar como los humanos al leer el contenido en Internet. Inmediatamente el chatbot comenzó a arrojar términos racistas y llenos de odio, por lo que Microsoft lo cerró rápidamente.

Esto es Internet para ti.

CNN Newsource

Comments

Leave a Reply

Skip to content