Skip to Content

Ozempic, Mounjaro y cientos de medicamentos más se volverán aún más caros en 2024

Valeria Ordóñez Ghio

(CNN) — Es posible que algunos estadounidenses tengan que desembolsar más este año por Ozempic y Mounjaro, dos medicamentos muy populares para la diabetes que también se utilizan para bajar de peso.

Los fabricantes aumentaron los precios de lista de los dos medicamentos, junto con aproximadamente otros 900 medicamentos de marca, en enero, según 46brooklyn, una firma sin fines de lucro de análisis de precios de medicamentos.

Ozempic y otros medicamentos para adelgazar podrían frenar conductas adictivas, pero los fabricantes no realizan ensayos al respecto

El aumento medio fue del 4,7%, un poco menos que los aumentos anuales típicos desde 2019 y mucho menos que los incrementos de aproximadamente el 8% al 9% que fueron comunes durante varios años antes.

Aún así, el aumento medio de este año superó la inflación, que se enfrió a 3,1% en enero.

Novo Nordisk aumentó el precio de lista de Ozempic en un 3,5% a US$ 969 para un suministro de cuatro semanas. La compañía le dijo a CNN que aumenta los precios de lista de algunos medicamentos cada año en función de los cambios en el sistema de atención médica, la inflación y las condiciones del mercado. Señaló que los incrementos anuales de precios de sus medicamentos no han superado porcentajes de un solo dígito desde 2016.

Eli Lilly elevó el mes pasado el precio de lista de Mounjaro en un 4,5%, a US$ 1.069 para un suministro de cuatro semanas.

Ninguna de las empresas aumentó los precios de lista de sus medicamentos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés) para tratar la obesidad. Wegovy de Novo Nordisk cuesta US$ 1.349 por un suministro para cuatro semanas. Zepbound de Eli Lilly, que fue aprobado en noviembre, tiene un precio de US$ 1.060.

Para la mayoría de los estadounidenses, el precio que pagan por los medicamentos depende de sus pólizas de seguro médico, no de los precios de lista de los fabricantes de medicamentos. Sin embargo, es posible que tengan que pagar el precio de lista si no tienen seguro o aún no han alcanzado su deducible anual.

Muchos fabricantes de medicamentos también ofrecen tarjetas de ahorro y programas de asistencia al paciente que pueden reducir los costos de bolsillo de ciertas personas. Por ejemplo, los pacientes con seguros comerciales que cubren Wegovy y Ozempic pueden pagar tan solo US$ 0 y US$ 25, respectivamente, con las tarjetas de ahorro de Novo Nordisk. Aquellos cuyo seguro comercial no cubre medicamentos contra la obesidad pueden obtener un descuento de US$ 500 sobre el precio total de Wegovy.

Eli Lilly ofrece programas de ahorro similares para Mounjaro y Zepbound, que proporcionan un suministro de 3 meses por tan solo US$ 25 para quienes tienen un seguro comercial que cubra los medicamentos.

Si bien es más probable que los empleadores y las aseguradoras comerciales cubran medicamentos GLP-1 como Ozempic y Mounjaro cuando se recetan para el tratamiento de la diabetes, muchos no cubren medicamentos como estos para bajar de peso. Ni Medicare ni la mayoría de los programas estatales de Medicaid. Es más, quienes están inscritos en planes gubernamentales no califican para tarjetas de ahorro, aunque algunos beneficiarios de Medicare pueden calificar para asistencia al paciente que les proporcionaría Ozempic sin cargo, según Novo Nordisk.

Eli Lily le dijo a CNN que trabaja con legisladores para impulsar una política pública que ampliaría la cobertura de los medicamentos contra la obesidad de los programas de seguro gubernamentales.

La irregular cobertura de seguro para los medicamentos para bajar de peso significa que algunos estadounidenses tienen que pagar en efectivo por medicamentos de alta demanda, exponiéndolos a incrementos en los precios de lista.

Decisiones difíciles para los pacientes

El alto costo de los medicamentos en general ha sido, durante mucho tiempo, uno de los mayores problemas de atención médica de los estadounidenses. Incluso aquellos que tienen un seguro médico que cubre los medicamentos que necesitan pueden tener dificultades para pagar el costo de su bolsillo.

Los precios de los múltiples medicamentos que toma Marlene Foss la obligaron a tomar algunas decisiones difíciles el año pasado.

Foss, de 72 años, estaba tomando Entresto para la insuficiencia cardíaca, que cuesta US$ 185 al mes; y Farxiga para prevenir la insuficiencia renal, con un precio mensual de US$ 145 en su plan de medicamentos recetados de Medicare. Optó por suspender el Entresto porque sentía que no la ayudaba y no quería tomar una dosis más alta, lo que habría costado aún más.

“Tuve que tomar una decisión”, dijo Foss, una enfermera titulada que todavía trabaja algunos días a la semana para ayudar a costear sus medicamentos. “Decidí salvar mis riñones”.

Marlene Foss preferiría viajar a lugares como Portugal que gastar sus ahorros en medicamentos. (Cortesía de Marlene Foss)

La residente de Doylestown, Pensilvania, también optó por que le implantaran un dispositivo en el corazón el año pasado para poder dejar de tomar Eliquis, un anticoagulante que previene accidentes cerebrovasculares, en parte porque quería liberarse de la factura mensual de más de US$ 500 por un tratamiento de tres años. Medicare y su póliza suplementaria Medigap cubrieron el costo estimado de US$ 100.000 del procedimiento.

Foss tiene otros planes para el dinero que ahorró trabajando “de pie, muy duro durante 50 años”. Le encanta viajar y tiene planeado un viaje a Italia para mayo.

“No quiero gastar todo mi dinero en medicinas”, afirmó. “Quiero poder disfrutar de mi vida”.

Cuando Mark Rapp se inscribió en Medicare Advantage en 2020, se sorprendió al saber que el medicamento que toma para controlar los efectos secundarios duraderos de la cirugía de vesícula biliar costaría US$ 150 al mes, más de tres veces lo que costaba bajo la póliza de su antiguo empleador.

“Estaba listo para decir ‘olvídalo'”, dijo Rapp, de 68 años, expsicólogo escolar que vive en Mansfield, Ohio. “Y luego pensé: ‘Estás acorralado. No tienes otra opción. Tienes que tomar este medicamento’”.

Al principio, intentó tomar Welchol, que le evita tener diarrea intensa cada vez que come o bebe, tomando solo un tercio de la cantidad recomendada. Pero no funcionó, por lo que se vio obligado a volver a tomar la dosis completa.

Los planes de jubilación de Mark Rapp cambiaron después de descubrir cuánto tendría que pagar por los medicamentos cuando se uniera a Medicare Advantage. (Cortesía de Mark Rapp)

Aunque Rapp pudo cambiar a una versión genérica del medicamento de US$ 90 el año pasado, todavía tiene que trabajar a tiempo completo como maestro sustituto para ayudar a cubrir los gastos. No es lo que planeó cuando se mudó a Ohio desde Idaho para estar más cerca de su hijo y sus nietos.

“Ciertamente podría encontrar algo más que hacer con esos US$ 90 dólares al mes, como ponerlos en una cuenta de ahorros para los nietos o usarlos para viajar o hacer compras”, dijo Rapp. “Es una cantidad de dinero que preferiría no pagar”.

En el foco político

La reducción de los costos de los medicamentos ha sido uno de los principales temas de conversación del presidente Joe Biden en la campaña presidencial de 2024, mientras busca resaltar las formas en que brinda apoyo a los consumidores.

A menudo cita el límite de US$ 35 en la cuenta mensual de insulina para los afiliados a Medicare, una de varias disposiciones relacionadas con el precio de los medicamentos en la Ley de Reducción de la Inflación, que los demócratas impulsaron a través del Congreso en 2022.

Más estadounidenses podrán obtener insulina por US$ 35

Entre los esfuerzos más notables de su Gobierno está lograr que Medicare negocie los precios de ciertos medicamentos por primera vez, lo que se espera que reduzca los costos para el Gobierno federal. Además, las compañías farmacéuticas tienen que pagar un reembolso a Medicare si aumentan los precios de ciertos medicamentos más rápido que la inflación, lo que puede reducir los costos de bolsillo de algunos beneficiarios. Ambas medidas estaban contenidas en la Ley de Reducción de la Inflación.

El expresidente Donald Trump, que se postula nuevamente para las elecciones, también dio a conocer varias propuestas y emitió decretos destinados a reducir los costos de los medicamentos durante su administración. Criticó a las empresas farmacéuticas por el aumento de precios.

Algunos fabricantes de medicamentos han reducido sus aumentos anuales de precios para ciertos medicamentos en medio de un mayor escrutinio por parte de la Casa Blanca, el Congreso y grupos de defensa de los pacientes. Otro factor son las recientes políticas que penalizan a los fabricantes farmacéuticos por aumentar los precios de lista más rápidamente que la inflación.

“Hemos visto una pérdida de énfasis en los aumentos a lo largo del tiempo”, dijo Antonio Ciaccia, director ejecutivo de 46brooklyn. “Al mismo tiempo, hemos visto un mayor énfasis en precios de lanzamiento más altos para los productos”.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Article Topic Follows: Noticias - CNN

Jump to comments ↓

CNN Newsource

BE PART OF THE CONVERSATION

KTVZ NewsChannel 21 is committed to providing a forum for civil and constructive conversation.

Please keep your comments respectful and relevant. You can review our Community Guidelines by clicking here

If you would like to share a story idea, please submit it here.

Skip to content