Skip to Content

Un hombre condenado por matar a un niño podría quedar libre porque los fiscales hicieron un perfil racial del jurado

Alexandra Ferguson

Oakland, California (CNN) — Lance Clark tenía 9 años cuando murió a tiros en un robo. Un hombre llamado Ernest Dykes fue declarado culpable del homicidio en Oakland en 1993 y condenado a muerte.

Pero la familia del menor dice que los fiscales acaban de informarles que Dykes podría salir de prisión en un plazo de nueve meses a un año

“Lance era un niño feliz, divertido, cariñoso y dulce”, dijeron sus hermanas a CNN en un comunicado de la familia. “Le robaron un futuro”.

Lance Clark tenía 9 años cuando murió a tiros en un robo. Crédito: proporcionada por la familia

Dykes podría quedar en libertad porque, mientras preparaba su apelación, un ayudante del fiscal del condado de Alameda encontró en los polvorientos archivos del caso algunas notas manuscritas sobre posibles jurados del juicio en la década de 1990.

Uno de los posibles jurados del expediente del caso Dykes es descrito como un “troll bajito y gordo”. Al igual que otros posibles jurados negros y solo posibles jurados negros se anota su raza.

Las letras “FB” están escritas junto a su nombre, aparentemente señalando su género y raza, mujer y negra. “Debe irse” está escrito junto al nombre de un hombre negro, al que se describe como “MB”. Otro miembro del jurado tiene subrayada la palabra “judío” en su cuestionario.

Más abajo, una nota manuscrita dice: “Me caía mejor que cualquier otro judío. Pero de ninguna manera”.

En el juicio no hubo jurados negros ni judíos.

“Cuando hay una mala conducta grave del fiscal, eso significa que la condena es una condena injusta”, dijo la actual fiscal del distrito del condado de Alameda, Pamela Price. “Y así, es una cuestión de si somos capaces o no de negociar una resolución, o si tenemos que volver a juicio”.

¿Podrías ser un jurado imparcial en el juicio a Donald Trump? Esto opinan los neoyorquinos

Brian Pomerantz, actual abogado de Dykes, solo pudo especular sobre los prejuicios que los fiscales podrían haber tenido sobre ciertos grupos. “A los negros no les gusta la policía. Así que están más orientados a la defensa”, dijo cuando se le preguntó por qué los fiscales podrían haber intentado mantener a los negros fuera de los jurados en los casos de pena de muerte.

“Obviamente, creo que es una generalización que no debería hacerse”, añadió.

Se ve una nota sobre un posible miembro del jurado. Una parte de la nota fue censurada por Brian Pomerantz para proteger la intimidad del posible miembro del jurado. Crédito: Cortesía de Brian Pomerantz

“He oído un par de cosas diferentes”, dijo Pomerantz cuando se le preguntó por qué los fiscales podrían no haber querido que se eligieran jurados judíos. “Existe la idea de que quizá los jurados judíos no querrían enviar a alguien a una cámara de gas”, dijo, recordando el genocidio de judíos en el Holocausto. “La otra era que pensaban que los jurados judíos eran más liberales”.

Joe Ligon, condenado a cadena perpetua siendo adolescente, sale de prisión tras casi 70 años

“Patrón de mala conducta grave”

El juez federal Vince Chhabria, que fue alertado de las notas de los fiscales después de que se le asignara la apelación de Dykes el año pasado, cree que son la prueba de un problema mucho más amplio.

“En décadas anteriores, los fiscales de esta oficina incurrieron en un patrón de mala conducta grave: excluir automáticamente a los jurados judíos y negros de los casos de pena de muerte”, escribió en una orden judicial.

Ernest Dykes Crédito: Departamento Correccional de California

El juez ordenó a la fiscalía que revise 35 casos que datan de mediados de la década de 1980 hasta 2007. Entre esos casos hay atacantes de masas, asesinos en serie, violadores y asesinos convictos. Pomerantz ha empezado a revisar esos expedientes mientras trabaja en sus casos para Dykes y otros clientes.

“En casi todos los casos hemos visto listas como ésta”, dijo, señalando las letras “MB” y “FB” junto a los nombres de posibles jurados en varios casos diferentes, que implicaban a acusados de distintas razas. Un insulto homófobo mal escrito se utiliza para describir a otra persona del grupo de jurados.

Pomerantz mostró documentos que, según él, prueban que ya en 2008 se perfilaba racialmente a los jurados y eran descartados.

Los fiscales, por ley, no pueden excluir a los jurados por motivos de raza, etnia, género o sexualidad.

La fiscal general Price, que asumió el cargo el año pasado, no quiso hacer comentarios sobre la afirmación de la inminente liberación de Dykes. Anteriormente, dijo a CNN: “El Sr. Dykes ha pasado 31 años tras las rejas y, por tanto, ha pagado un precio por ese delito”.

Pomerantz cree que algunos de los condenados a muerte podrían quedar ahora en libertad. “Para algunos, ésa puede ser la solución”, dijo. “Y para algunos esa debería ser la solución”.

Se ve una nota sobre un posible miembro del jurado. Una parte de la nota fue censurada por Brian Pomerantz para proteger la intimidad del posible miembro del jurado. Crédito: Cortesía de Brian Pomerantz

Como Mark Schmeck, un cliente que Pomerantz considera inocente pero que fue condenado a muerte por el homicidio de Lorin Germaine durante un robo a mano armada a mediados de los años ochenta.

“Era un padre divertido”, dijo a CNN la hija de Germaine, que pidió permanecer en el anonimato por su seguridad. “Siempre nos llevaba a pescar y de acampada… mamá trabajaba en el turno de tarde, así que él era el que volvía a casa por la noche… él, incluso era el hada de los dientes. Lo descubrí. Una vez”.

Schmeck afirma que es inocente en la muerte de Germaine y Pomerantz está pidiendo su liberación, alegando que no tuvo un juicio justo.Y eso aterroriza a la hija de Germaine. “No sé por qué”, dijo. “Solo que alguien ahí fuera hizo daño a mi padre y luego va a estar ahí fuera y quién puede asegurar que no me va a hacer daño a mí”.

Liberan a un hombre que cumplió 33 años en prisión después de que salieran a la luz pruebas exculpatorias

“Tenía que haber conocimiento”

Price y Pomerantz creen que ha habido un encubrimiento durante décadas de la manipulación del jurado dentro de la Fiscalía del condado de Alameda. “No parece haber habido ninguna rendición de cuentas ni, desde luego, ninguna investigación para determinar lo extendida que estaba esta práctica”. dijo Price. “Tenía que haber conocimiento”.

En 2003, durante la apelación de una condena a pena de muerte, John Quatman, exayudante del fiscal, declaró que un juez “dijo que no podía tener a un judío en el jurado”. Y continuó: “Era una práctica habitual excluir a los jurados judíos en los casos de pena de muerte: como lo era excluir a las mujeres negras de los jurados de la pena capital”.

“Es irónico que no me quisieran en el jurado”, dijo Price, que es negra. “Y ahora soy fiscal del distrito”.

Pamela Price durante una entrevista. Crédito: CNN

Varios fiscales que trabajaron en la oficina declararon en 2003 que las afirmaciones de Quatman eran falsas, y algunos han dicho a CNN que nunca se hizo un perfil racial de los posibles miembros del jurado.

Según Price, uno de los fiscales que participó en la selección del jurado en el caso Dykes fue Morris Jacobson, que ahora ejerce como juez en el condado de Alameda.

Preguntado sobre si es la letra de Jacobson la que aparece en esas notas del jurado, Price dijo: “No lo sabemos con seguridad”. Tampoco se sabe si fue definitivamente un fiscal quien escribió las notas.

El juez Jacobson declinó la solicitud de CNN para una entrevista. Un equipo de CNN esperó un día fuera de su juzgado en Berkeley con la esperanza de hacerle algunas preguntas.

Jacobson, dijo una fuente, sabía que estaban fuera pero no salió hasta al menos dos horas después de que sus audiencias hubieran terminado por ese día. Colton Carmine fue el fiscal jefe del caso Dykes. Ahora está jubilado y no se le pudo localizar para que obtener sus comentarios.

Un problema en Estados Unidos, no solo en Alameda

“Éste es uno de los condados más liberales de Estados Unidos. Aquí es donde está Berkeley. Si esto está ocurriendo allí, ¿qué está ocurriendo en todos los demás sitios?”, dijo Pomerantz.

Los estudios han encontrado patrones de sesgo racial en la selección de jurados desde California y Washington hasta Connecticut y Nueva York, así como en el Sur Profundo.

Siete hombres negros fueron ejecutados por una supuesta violación en 1951. Décadas después fueron exonerados

Uno de los casos del condado de Alameda que Pomerantz ha revisado es el de Franklin Lynch, conocido como “El acosador diurno”. Fue declarado culpable de matar a tres ancianas en 1987 y condenado a muerte.

Se ven notas sobre posibles jurados. Brian Pomerantz censuró partes de los documentos para proteger la identidad de los posibles jurados. Cortesía de Brian Pomerantz

“Se ve la B encerrada en un círculo”, dijo Pomerantz señalando las notas sobre los posibles jurados en el juicio de Lynch. También señaló la “1/2 B” escrita dos veces en el formulario de una persona. “Estaban tan preocupados de que esa persona fuera siquiera medio negra”, dijo, “que lo marcaron no una vez… sino dos”.

“Esto es una tragedia a todos los niveles”, dijo Pomerantz. “Hay víctimas, familias que están sufriendo porque ahora estos casos 30 años después están, están volviendo a través de esta situación. Es increíblemente injusto. Está mal que estos fiscales hicieran esto de esta manera y que ahora la gente vaya a sufrir por ello… También está mal que Franklin Lynch no tuviera un juicio justo”.

— Stephanie Becker de CNN contribuyó con este reportaje.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Article Topic Follows: Noticias - CNN

Jump to comments ↓

CNN Newsource

BE PART OF THE CONVERSATION

KTVZ NewsChannel 21 is committed to providing a forum for civil and constructive conversation.

Please keep your comments respectful and relevant. You can review our Community Guidelines by clicking here

If you would like to share a story idea, please submit it here.

Skip to content