Skip to Content

Faltaban tornillos clave en el tapón de la puerta del Boeing que se desprendió en aterrador vuelo de Alaska Airlines, revela informe

Luis Ernesto Quintana Barney

(CNN) — Los investigadores de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte dijeron este martes que las pruebas muestran que faltaban cuatro pernos que sujetan el tapón de la puerta en su lugar en el Boeing 737 Max 9 en el momento del accidente del mes pasado en el vuelo 1282 de Alaska Airlines.

El nuevo hallazgo demoledor de los investigadores federales se produce un mes y un día después del incidente del 5 de enero que desencadenó una inmovilización de emergencia de 19 días de todos los Max 9, y reavivó el escrutinio de Boeing después de los accidentes mortales de Max 8 de 2018 y 2019.

Boeing reconoció su responsabilidad en el estallido en un comunicado emitido después del informe de la NTSB y dijo que está trabajando para asegurarse de que incidentes como este no vuelvan a ocurrir.

“Independientemente de las conclusiones finales a las que se llegue, Boeing es responsable de lo sucedido”, dijo el CEO de Boeing, Dave Calhoun, en un comunicado. “Un suceso como éste no debe ocurrir en un avión que salga de nuestra fábrica. Simplemente debemos hacerlo mejor para nuestros clientes y sus pasajeros”.

Boeing dijo que estaba tomando nuevas medidas para mejorar la forma en que fabrica los aviones 737 Max 9. Esto incluye más inspecciones, dar a los equipos de 737 más tiempo “para centrarse en e implementar mejoras de calidad”, y traer a expertos en seguridad externos para evaluar sus operaciones.

Las pruebas apuntan a la falta de tornillos

En su informe preliminar de 19 páginas publicado el martes, los investigadores de la NTSB incluyeron observaciones de un desmontaje en laboratorio del tapón de la puerta del Alaska 1282, que cayó a 16.000 pies en un patio trasero de Oregon. Según el informe, la ausencia de daños en el tapón en el lugar donde se suponía que los pernos debían fijarlo al fuselaje del avión apuntaba a la conclusión de que faltaban los pernos en el momento del vuelo.

“En general, los patrones de daños observados y la ausencia de daños por contacto o deformación alrededor de los orificios asociados con los pernos del supresor del movimiento vertical y los pernos de la guía superior en los accesorios de la guía superior, los accesorios de la bisagra y el accesorio recuperado de la guía inferior de la bisagra de popa indican que los cuatro pernos que impiden el movimiento hacia arriba del tapón MED faltaban antes de que el tapón MED [puerta de salida central] se moviera hacia arriba fuera de las almohadillas de tope”, decía el informe refiriéndose a la puerta de salida central.

El informe incluía una foto tomada en septiembre, más de un mes antes de que el avión fuera entregado a Alaska Air, que mostraba la falta de los pernos durante los trabajos en el avión, extraída de un mensaje de texto entre dos empleados de Boeing obtenido por los investigadores de la NTSB. Esto significa que el avión voló durante un par de meses antes del incidente del 5 de enero sin los pernos.

El informe era solo la conclusión preliminar y no evaluaba la culpa ni la causa del incidente. Eso podría venir en un informe final para el que podría faltar más de un año.

En un comunicado, la Administración Federal de Aviación dijo el miércoles: “Este incidente no debería haber ocurrido nunca y no puede volver a repetirse. La FAA sigue apoyando la investigación de la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte sobre el incidente del tapón de la puerta del 5 de enero”.

La NTSB está a cargo de la investigación y proporcionará cualquier actualización.

Un problema mayor que un incidente

El hecho de que no hubiera nadie sentado en el asiento contiguo al agujero que apareció en el lateral del avión es una razón clave para que no se produjera ninguna víctima mortal en el vuelo.

Seis tripulantes y 171 pasajeros iban a bordo del vuelo, que regresó sano y salvo al aeropuerto internacional de Portland. Nadie resultó herido de gravedad en el incidente.

Al parecer, la falta de pernos no es el único problema. Tanto Alaska Airlines como United Airlines declararon el mes pasado que las inspecciones de sus flotas realizadas tras el incidente del 5 de enero habían revelado la existencia de pernos sueltos.

“Se trata de un problema complejo en el que intervienen muchas partes”, declaró a CNN Jennifer Homendy, presidenta de la NTSB, la semana anterior a la publicación del informe preliminar. Aun así, Homendy subrayó que “no tendría ningún problema en subirse mañana a un Max 9 y volar”.

La sede de The Boeing Company se ve el 31 de enero de 2024 en Arlington, Virginia. Crédito: Samuel Corum/Getty Images.

El historial de fallos de calidad de Boeing

La publicación del informe se produce en un momento en que el control de calidad de Boeing está siendo objeto de un intenso escrutinio. El martes, durante una audiencia del subcomité de la Cámara de Representantes, el administrador de la FAA, Mike Whitaker, dijo que ahora hay dos docenas de inspectores de la FAA en la planta de Boeing en Renton, Washington, como parte de una auditoría de la agencia.

A última hora del domingo, Boeing reveló que tendría que “retocar” los agujeros mal perforados descubiertos en 50 aviones 737 Max incompletos que aún estaban en la cadena de producción, lo que provocó una ralentización de las entregas.

Más tarde, el contratista de fuselajes de Boeing, Spirit AeroSystems, dijo que había causado ese problema más reciente.

Un portavoz de Spirit dijo que la compañía está trabajando en la “mejora continua”.

“Mientras revisamos el informe preliminar de la NTSB, seguimos centrados en trabajar estrechamente con Boeing y nuestros reguladores en la mejora continua de nuestros procesos y el cumplimiento de los más altos estándares de seguridad, calidad y fiabilidad”, dijo el portavoz Joe Buccino en un comunicado.

¿Qué ocurrió a bordo?

El informe también detalla la conmoción que supuso el incidente, que tomó por sorpresa a pasajeros y tripulación.

“El capitán dijo que, mientras ascendía a unos 16.000 pies, se oyó un fuerte estruendo”, dice el informe.

“La tripulación de vuelo dijo que sus oídos estallaron, y el capitán dijo que su cabeza fue empujada hacia el Heads-up Display (HUD) y sus auriculares fueron empujados hacia arriba, casi cayéndose de su cabeza. La primera oficial dijo que se había quitado completamente los auriculares debido a la rápida salida de aire de la cabina de vuelo”.

CNN informó que los investigadores de la NTSB han estado examinando de cerca el tapón de la puerta y si los pernos cruciales que lo sujetan estaban instalados correctamente cuando se produjo el incidente.

La FAA participa en la investigación

Por su parte, el director de la Administración Federal de Aviación (FAA) dijo el martes a los legisladores de la Cámara de Representantes que su agencia está “examinando de cerca” a Boeing tras el incidente del tapón de la puerta el mes pasado.

“En el futuro, tendremos más personal sobre el terreno para examinar y supervisar de cerca las actividades de producción y fabricación”, dijo el administrador de la FAA, Mike Whitaker, en declaraciones preparadas.

La Administración Federal de Aviación (FAA) no controló adecuadamente a Boeing después de que dos accidentes mortales de aviones 737 Max causaran la muerte de 346 personas hace más de cuatro años, dijo el nuevo jefe de la agencia.

“Yo no estaba allí en ese momento, como usted ha señalado. Supongo que diría que, en retrospectiva y teniendo en cuenta lo que ocurrió con el tapón de la puerta, es difícil llamar a esa supervisión suficiente”, dijo Whitaker al Congreso el martes. “Así que estamos analizando ese proceso y qué pasos adicionales hay que dar para asegurarnos de que esa supervisión sea suficiente”.

El administrador de la Administración Federal de Aviación, Michael Whitaker, el 6 de febrero de 2024 en Washington. Crédito: Kevin Dietsch/Getty Images

Whitaker asumió su cargo a finales del año pasado y no estaba en la FAA en el momento de esos accidentes en 2018 y 2019. Anteriormente fue el segundo funcionario de mayor rango de la FAA entre 2013 y 2016. Whitaker compareció ante el subcomité de aviación de la Cámara de Representantes, su primer testimonio ante el Congreso desde que fue confirmado en el cargo hace poco más de tres meses.

Su agencia está revisando actualmente la forma en que examina a los fabricantes de aviones, incluido Boeing, después de que el mes pasado se abriera un agujero en el lateral de un 737 Max 9.

“Estoy totalmente de acuerdo en que el sistema actual no funciona porque no permite fabricar aviones seguros”, declaró Whitaker. “Tenemos que introducir algunos cambios. Y creo que también tenemos que examinar la cultura”.

The-CNN-Wire
™ & © 2024 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

Article Topic Follows: Noticias - CNN

Jump to comments ↓

CNN Newsource

BE PART OF THE CONVERSATION

KTVZ NewsChannel 21 is committed to providing a forum for civil and constructive conversation.

Please keep your comments respectful and relevant. You can review our Community Guidelines by clicking here

If you would like to share a story idea, please submit it here.

Skip to content